Origen de nuestros productos

Francisco desarrolló este formidable proyecto en la sabana de Bogotá. En Labranto la trazabilidad es una realidad, sus cerdos son criados en condiciones que procuran su bienestar, alimentados con una dieta 100% vegetariana sin uso de medicación contínua ni promotores de crecimiento. En sus granjas los deshechos son estabilizados con microorganismos eficientes para minimizar los olores y la emisión de gases invernadero y son utilizados para la fertilización orgánica de las pasturas. Sus productos son ahumados de manera natural, sin nitratos, fosfatos o conservantes químicos. Son realmente diferentes, su textura y su sabor son extraordinarios.

Pedro es un emprendedor y un visionario, en sus fincas cría pollos y gallinas orgánicas de libre pastoreo, cosecha su alimento bajo procesos sustentables, cultivos orgánicos de maíz, bore, yuca, maní forrajero, hierbas aromáticas, sin pesticidas ni herbicidas. Un trabajo hecho con mucho amor por todo el equipo de La Descendencia del Gallo, un reto y un ejemplo inspirador que se ve reflejado en la calidad, sabor y textura de los alimentos que nos ofrecen.

Fundado por Julio Eduardo Rueda en 1982 y ahora manejado por su hijo Andrés, Buenvivir es una empresa de tradición familiar donde se siente la pasión por el buen vino; vinos que parten de una selección impecable de bodegas, dejando a un lado las fábricas para enfocarse en los vinos de elaboración tradicional en una búsqueda continua de calidad, de la expresión de la tierra en toda su esencia. Estos son los vinos que tenemos el gusto de ofrecer en Malú gracias al trabajo constante y consciente del equipo de Buenvivir.

Juan Manuel es el productor de uno de los mejores quesos de búfala del país. En su planta Planeta Rica, ubicada en Planeta Rica, Córdoba, se producen las mozzarellas y burratas que ofrecemos en Malú. Son quesos artesanales, frescos, absolutamente cremosos, suaves, sin aditivos químicos ni conservantes y producidos con leche de la mejor calidad proveniente de animales criados en libre pastoreo. Es una empresa colombiana que genera empleo y crecimiento para su comunidad, la cual ha sido altamente golpeada por la violencia.

Mauricio es nuestro panadero, un enamorado del oficio que usa los mejores ingredientes para ofrecernos el mejor pan. Sus panes son de masa madre o de larga fermentación, rescatando las tradiciones para volver a los orígenes, respetando sus tiempos, logrando así potenciar todo su sabor y facilitando su digestión. Un trabajo hecho con cariño y respeto por su maravilloso equipo en Famiglia Panetteria.

Los helados de Selva Nevada no sólo son deliciosos y muy cremosos, sino que además rescatan sabores de la biodiversidad colombiana. Alejandro en su emprendimiento ha hecho un gran esfuerzo por ofrecernos productos elaborados con frutas cosechadas de manera sostenible por comunidades campesinas e indígenas, promoviendo el desarrollo local y la conservación de los bosques colombianos. Un proyecto increíble, incluyente y de mucha conciencia.

AMAVILO es un emprendimiento familiar de Oliva y su hijo Camilo que significa amor por lo que se hace. Nuestro queso Feta proviene de su finca ubicada en Somondoco, Boyacá, donde las cabritas se alimentan con un concentrado a base de harinas de soya, arroz, maíz, avena y melaza y pastorean en una tierra que ha sido sembrada con la mejor calidad de pastos y leguminosas, libres de pesticidas o abonos químicos. El respeto por las cabritas y las mejores prácticas de ordeño, se revierte en productos saludables de excelente calidad y sabor, 100% naturales y sin conservantes.